Noticias Destacadas
Inicio / Deportes / 16 diferencias que explican la distancia entre Barça y Real Madrid

16 diferencias que explican la distancia entre Barça y Real Madrid

Hugo Cerezo

Son 16 puntos, una distancia sideral entre Barcelona y Real Madrid que no se daba entre ambos equipos desde que el equipo blanco, en el tardomourinhismo, se situó a la misma diferencia en esta misma jornada, con el agravante. eso sí, de que no contaban con un partido menos. Sin embargo, aquel Real no venía de ganar la Champions, el Mundial de clubes y las dos Supercopas.

No hay una sola causa para explicar este socavón, sino que estamos ante un desigualdad multifactorial, uniendo las tendencias positivas de culés y negativas de los madridistas. Dieciséis causas para entender este trecho.

En el Madrid las repetidas ausencias de Ramos y Varane dejan a Nacho como el central más utilizado, dado que Vallejo apenas cuenta para la Liga. Si bien el rendimiento de Nacho no es dudoso más allá de que tenga días mejores o peores, la irregularidad de Sergio y Varane no han ayudado al Madrid a mostrarse firme. Todo lo contrario del Barça con Piqué,Umtiti hasta la lesión, Mascherano cuando juega y hasta Vermaelen, que salió triunfador de Bernabéu.

Los momentos de Marcelo y Jordi Alba escenifican la tendencia alcista del Barçay a la baja del Madrid. Si el brasileño fue la diana de las críticas contra el Celta y está lejos de su mejor nivel, el español atraviesa quizás el mejor momento de su carrera. Si sumamos a Carvajal/Achraf y Sergi Roberto/Semedo, los datos dicen que multiplican las asistencias de gol. 11 del Barça… por una del Madrid

En las Ligas, las plantillas pueden ser decisivas. Hasta ahora, el Barça ha ganado partidos gracias a los jugadores de segunda fila, como en Getafe (goles de Denis y Paulinho) o ante el Sevilla (doblete de Alcácer) más allá de que cuando han salido futbolistas como Digne, Deulofeu al inicio de temporada, Paulinho cuando no era titular y el propio Vermaelen han cumplido con creces. Sin embargo, el famoso equipo B del Madrid tan decisivo el curso pasado ha desaparecido (sólo Ceballos contra el Alavés fue decisivo). Ni cuando hay rotaciones ni cuando aparecen desde el banquillo ayudan al equipo a desnivelar partidos cuesta arriba.

Valverde es la cara amable del Barça, el entrenador de perfil bajo que ha hecho de la normalidad el mejor camino para enderezar el rumbo de un equipo que en agosto estaba deprimido. Enfrente aparece Zidane, “enfadado”, como él dice, negando al club los fichajes como el de Kepa, responsable de la caída de un equipo campeón (como también lo fue de los títulos) y sin soluciones hasta el momento para cambiar la dinámica.

Benzema, dos goles; Cristiano, cuatro; Bale, cuatro; Messi, 16; Luis Suárez, 11. No hay color en las cifras anotadoras de la BBC respecto al argentino y al uruguayo, los máximos goleadores de la competición. En total el Barça ha hecho 48 goles por los 32 del Madrid. En Europa hay 22 equipos que llevan más dianas que los blancos…

Aunque Cristiano viene de recoger su Balón de Oro y su The Best, su temporada en Liga está muy lejos de sus habituales números, en los que salía a más de un gol por partido. La sanción que le dejó sin jugar las primeras cuatro jornadas le lastró hasta el punto de presentar sólo esos cuatro goles en 13 partidos. Partidos como el de Vigo o el Clásico evidencian su estado de forma. Todo lo contrario que un Messi que está arrasando. Los cracks como termómetros de ambos equipos.

Zidane no quiere fichajes, pero tampoco cuenta con los últimos llegados al Madrid. Sin ir más lejos, en Vigo no jugó ninguno de ellos: Theo, Mayoral y Vallejo en el banquillo, Ceballos y Llorente en la grada. Su aportación en Liga es casi testimonial En el Barça Valverde ha dado vuelo a Semedo y Paulinho, a la espera de Dembélé y ahora Coutinho. Sintomático es el caso de Paulinho, siete goles en Liga, una de las revelaciones del campeonato.

Uno de lo problemas del Madrid está en la sala de máquinas, donde nace el fútbol. Y ahí Modric y Kroos no rayan al nivel que mostraron en la 16-17. Cuestión de frescura o no, el caso es que el croata y el alemán no son los del año pasado. Al otro lado del puente aéreo, Busquets ha recuperado su mejor versión, ayudado, no siempre pero mucho más que el curso anterior por un Iniesta de momentos. Cuando aparece se nota.

Lo dice un veterano del Real MadridÁlvaro Benito: “El Real Madrid tiene que recuperar el hambre y el espíritu del que no ha ganado nada”. Quizás sea una cuestión de estómago lleno, de encontrarse saciados tras su doble Champions, la Liga y los tres títulos levantados del verano a esta parte. El equipo vive la misma situación que el Madrid de Mou tras la Liga de los récords, lo que acrecienta la sensación de que al Real le cuesta mantener la regularidad en la Liga.

El Barça ha perdido a Umtiti y no se ha notado su ausencia. Tampoco echó de menos cuando cayó Sergi Roberto, o las ausencias de Alba o Suárez, ni siquiera la de Dembélé. En cambio el Madrid echó mucho de menos a Cristiano en las cuatro primeras jornadas (dos empates), como también a Bale en su prolongada baja, Carvajal con su pericarditis o Ramos cuando no aparece, sea por lesión o sanción.

El Barça cuenta casi todas sus apariciones en el Camp Nou por victorias. Sólo el Celta fue capaz de rascar un punto. Es la excepción que confirma la regla de partido de local, partido ganado (ocho). El Madrid, por su parte, sale a victoria cada dos partidos prácticamente. De 9 jornadas, cinco triunfos, dos empates (Valencia y Levante) y dos derrotas, Betis y Barça.

Lo dijo el propio Cristiano, que el Madrid era más fuerte con Morata, Pepe y James. La plantilla del Madrid es peor respecto al año pasado. La figura de un cuarto central de nivel (Vallejo está por ver si o es) y los goles de Morata y James se echan de menos. Sin embargo, Valverde y sus jugadores han logrado que nadie se acuerde de Neymar. Ver para creer.

El Camp Nou, por mucho que se haya vaciado esta temporada, vive días felicese ilusionantes con la vuelta de Dembélé y la llegada de Coutinho. De hecho, el año pasado aplaudió al equipo cuando cayó eliminado ante la Juventus. En Chamartín las aguas bajan revueltas a pesar del Mundial de clubes. La última vez que abrió las puertas ganó el Barça. Durante la temporada se han repetido los pitos, con Benzema en el ojo del huracán. La distancia liguera no se entiende entre la hinchada blanca.

El Clásico supuso un +6 para el Barça, los tres puntos que sumó y los que dejó de ganar el Madrid, con el añadido hipotético del goalverage. Ese partido fue definitivo para que la distancia pasara, en aquel entonces, de 8 si hubiera ganado el Real a los 14 con los que los blancos se comieron las uvas. Un partido que dejó muchas grietas en el Madrid y disparó al Barça.

Y los 16 puntos, en último termino, se acaban explicando por el hecho de que el Madrid tiene un partido menos, el que se aplazó contra el Leganés por el Mundial de clubes. De haberse jugado ese partido la distancia podría ser de 13, aunque también de 14 o de los 16 en los que está ahora.

 

Fuente http://www.marca.com/futbol/2018/01/09/5a53cf67468aeb4a748b464c.html

 

Compruebe también

Messi mantiene la cima y la ventaja

El argentino Lionel Messi, delantero del Barcelona, mantiene su ventaja de cuatro goles sobre el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *