Noticias Destacadas
Inicio / Deportes / El Girona sigue subido al ‘efecto Madrid’

El Girona sigue subido al ‘efecto Madrid’

El triunfo del Girona ante el Real Madrid le ha dado un empujón de moral considerable. Y ese efecto se ha prolongado. El Girona es otro. Un equipo con más confianza que creyó en la victoria hasta que marcó. Fue un martillo pilón ante un Levante ansioso que ha perdido la frescura del inicio de Liga. Pero los de Machín fueron insistentes. Lo intentaron desde el primer minuto y no había forma de confirmar esa decisión sobre terreno de juego hasta que Borja García dio un zarpazo que se introdujo por la escuadra. Merecido.

Al Levante se le ve timorato. Excesivamente presionado… y sólo se llevan 11 jornadas. Esperando demasiado a su rival desde el primer minuto. Tanto que a punto estuvo de dormirse y pegar dos zarpazos el conjunto de Machín gracias a su verticalidad. Stuani y Granell la tuvieron antes de los 10 minutos. El Girona dominaba y llevaba un punto de velocidad pero esto es como todo. Perdonó ese control, verticalidad, llegada y remate… y de repente el conjunto granota espabiló con su fútbol. Dos contras que le inyectaron energía. Una de Morales a las manos de Bono y otra de Bardhi.

El Girona se dio un respiro. Curioso, pero el que tenía el control del partido lo perdió mediado el primer tiempo. Y el ejemplo es Portu. El ariete estuvo en todas las acciones peligrosas en el inicio. Su velocidad directa cara al marco de Raúl. Pero la entrada que sufrió de Chema, que era la segunda, un córner señalado en contra y el ‘rifi rafe’ con Lerma fueron descolocando al peligro del conjunto de Machín. Aún así, volvió el control gerundense antes del descanso y Granell, Stuani y Portu nuevamente la tuvieron.

El golazo de Borja rompe el 0-0

Tanto había perdonado el Girona que el conjunto local empezó con mejores prestaciones tras pasar por el vestuario. Los de Muñiz se espabilaron con una acción de Morales que a punto estuvo de marcar, pero en el mejor momento granota llegó el golazo de Borja García por la escuadra. Dejó en shock al Levante. Le costó reaccionar. El Girona lograba ese botín que tanto había buscado en el partido y que no había llegado antes.

El partido se igualó más aún. Partido de rascar. Muñiz dio entrada a Boateng para ganar en presencia ofensiva mientras que Machín metió músculo en la medular con Timor para resguardarse y tratar de cerrar el partido. Así pasó. Contra del Girona por banda derecha, Pere Pons entra en el área y Stuani remata el partido. El debutante Unal pudo acortar distancias en el descuento pero ya no había tiempo.

Fuente http://www.marca.com/eventos/marcador/futbol/2017_18/la-liga/jornada_11/lev_ger/

Compruebe también

Conozca cómo eliminar toda la información de su celular antes de venderlo

La mayoría de los usuarios de equipos telefónicos inteligentes pasado un año o 18 meses …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *